Archivo diario: diciembre 23, 2007

Preguntas a doña Cañaveralejo

Al ver la acomodación final de los carteles, surgen algunas preguntas:

¿Por qué los franceses no torean juntos? ¿Será que a Jalabert le ha subido el miedo y solo va en pocas tardes? ¿O será que tanto arte no tiene residencia en la catedral vallecaucana de la tauromaquia?. Y su compariota, Castella… ¿Sentirá que ya pasó su hora de gloria en esta ciudad, la cual se enorgullece de estar viva mientras con patadas de ahogado convertidas en publicidad intenta llenar los tendidos?

Y el maestro Rincón, a quien se le ha visto tan triunfador en las principales plazas de la Madre Patria, y tan lleno de berrinches en su casa, la Santamaría durante la primera castañuela de este año, ha decidido volver a la Monumental caleña. ¿Será que ya le pagan lo que una figura como el maestro merece, aunque sea menos de lo cobrado en los demás cosos del país? ¿o sentir tan cercano el “inevitable” corte de su coleta, le habrá hecho hervir la sangre como en aquellas tardes de gloria en Madrid.

Vienen también los hijos de los grandes maestros. ¿Recordarán y revivirán las andanzas de sus antepasados? ¿o por el contrario, tanta sangre nueva revolucionará las arenas americanas y del mundo?.

Son muchos los cuestionamientos y las inquietudes sobre estos días de sol -ojala y se vaya la lluvia-, sangre y arena… Pero lamento recordarles que esta fiesta pertenece al que, casi siempre, va vestido de azabache, y solo de él dependerá si vamos a seguir esperando la tan ansiada tarde donde creamos que lo hemos visto todo y se renueve el bicho de la afición hasta un próximo año, o si simplemente tengamos que seguir buscando en internet videos de tardes virtuales que alguna vez llenaron de gritos los tendidos….

El Botija

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cañaveralejo, El Botija, Sobre la Fiesta

Mano a mano “taurobloguero”

Esta plazuela, tan monumental como muchas otras, siempre estamos pendientes de armar los mejores carteles pa’l mejoramiento de la Fiesta. Y pensando en la democracia, en la pluralidad, en la variedad estilística y tantas cosas más -la verdad es que no, acá no pensamos en el deleite y la farándula- hemos invitado a un nuevo colaborador a este tauroblog: su nombre, Felipe Botero “El Botija”.

Este será un mano a mano, taurobloguero y desamarrado, entre myself, Abadía Vernaza, y mi queridísimo “El Botija”, que hará de la crítica tauromaniqueísta un zafarrancho. Prometemos a la afición mucha sangre, mucho sudor y mucho peligro- juventud divino tesoro. Acá lo haremos cargando la suerte y gritando a lo loco, porque por algo lo escribimos desde sol.

A las mujeres bellas, a los hombres con pinta y plata y las páginas sociales se las dejamos a los niños bonitos de sombra. Acá los toros se viven, se sienten. Se defienden y se protestan. Templando, cargando y metiéndonos con toreros y ganaderos, directivas y demás partes, porque acá somos muy de toros.

Comparto la mitad de la gloria, en un mano a mano que será famoso. Y toreará muchas plazas y muchas tardes.

Y para aquellos que creéis que perdí la autonomía de mi tauroblog, no os preocupéis, que confío en las capacidades de mi colega, en su sentido y su agudeza. En su capacidad crítica y desmadre con los que no respondan cabalmente. E igualmente,  el administrador de este blog -lo confirma WordPress- soy yo, y aquí mando yo. En definitiva, soy el jefe de esta lidia.

Pero me gusta este mano a mano, es más… digámoslo, bulloso. ¡Esta empresa arma buenísimos carteles, por dios!

Deja un comentario

Archivado bajo Cañaveralito, Tauroblog

Toro, Toro, Toro…

¡Wasted! totalmente desperdiciados semejantes torazos. Un encierro de lujo, con casta, bravura y trapío. Que importa tecnisismos aburridos que desnaturalizan la pasión de la fiesta.

El toro es toro, y se reconoce de inmediato. No importa decir que era bragado u ojo de perdiz. Que era playero o cornivuelto. Que era Contreras o Parladé. Eran toros, Mondoñedos de verdad. Hace un buen tiempo no veía en Cali un encierro de estas majestades. Para qué, pero al menos animales hemos visto, así, con los peros y todo, me voy contento. Con más carraspera en la garganta, pero con la alegría de ver toros ¡Lo viste, lo viste. Que toro, hijueputa!  Porque “nada tiene importancia si no hay TORO“.

Aunque siempre queda un agridulce. El de ver toreros tan incapaces, tan desubicados y sobretodo tan asustados con los toros de verdad. Anteayer, se le daba cierta gavela a los novilleritos, están empezando aunque tampoco es excusa pero al menos es más comprensible. Pero con toreros de más de 5 y 10 de años alternativa, es inaudito.  Y sobretodo-todo, que sean peores que un novillero con la espada. Así de sencillo, en las novilladas Pre-Feria no se devolvió ningún toro por avisos ¡A Diego González, sí! Y con las estocadas más asquerosas que le he visto a un torero en mucho tiempo. Abucheo totalmente justo, mi viejo, es que estabas siendo un canalla con la espada. Te salvó el indulto, aunque ese se lo ganó el torito, papá, se indultó solito.

Así son las cosas, Dieguito, el primero lo desperdiciaste entero, y te pasaste la faena tratando de matarlo, pero ni pudiste. Al final te sonaron los tres avisos, aunque el toro ya se te hubiera echado; porque lo dejaste como un colador, maldito (disculpame el insulto, pero así no se hace con los toritos, eso no se les hace). Y en el segundo, que de buenas sos. Aunque te digo un secreto: TOREÁ AL NATURAL. No mostrés a semejante toro a punta de estatuarios. Era todo de izquierda y medios. Menos mal y te fue los 20 minutos que lo muletiaste, aunque por poquito -y gracias a tu incompetencia- no le perdonan la vida -cosa que hubiese sido lo más justo si se tiene en cuenta tu labor como torero. El toro se indultó solito. Bravo por Pilarico, pitos para vos. ¡Toro, Toro, Toro!

Cadena, hiciste una bonita faena, que transmitió, pero que mal estás con la espada. Ni Alzate lo hace tan mal. Y así es que se pierde todo: esa es la suerte suprema, papito. Por algo te llamamos Matador de toros. De nada sirvió tu alegrona faena. De nada. Y pa’ Manrique le digo… hombre, mejor me quedo callado. Ya sos un viejo alternado. Ya estás más allá que acá, ya era hora de aprender a mandar, a templar y a matar, pero bueno, que importa, esa platica se perdió.

Me quedo con mis toros, con los hermosos Mondoñedos. Es que es así. Yo voy a TOROS, aunque espero que salga un torero competente para que no haya tanto desperdicio. Es que de 5 toros muy buenos, solo se toreó a uno, y el otro que se indultó solito. El resto pa’l destazadero sin haber dado lo mejor de sí. No, mentira, sí dieron algo muy bueno de sí. Dieron una espléndida pelea en los caballos, todos. No quedó caballo en pie ¡Vamos toro, dale más duro. Dale, que ese caballo va pa’l suelo, torito bravo!

Al final, ¡toros, toros, toros!… Hermosos toros bravos, bravísimos, que fueron al caballo y así todo es más bonito. Esperemos a la Corrida de Navidad -1ra. de abono- a ver como nos salen los Puerta de Hierro, los Guachicono, los Alhama. Confieso que no les tengo muchas esperanzas, pero ojalá que dejen la jeta cerrada.

¡Gracias, Mondoñedo, por tan hermoso encierro, competirías por el trofeo pero lástima era Pre-Feria¡

PD: Si no hay nada en las de abono, pedimos que os lo den a vosotros, Mondoñedos.

Abadía Vernaza

2 comentarios

Archivado bajo Cañaveralejo, Corridas