[Comentario] Tribulaciones de un crítico desencantado.

Ayer leía la crítica más cierta sobre la actualidad de la tauromaquia. Dijo Antonio Lorca en El Blog de Toros de El País:

El toro bravo es una especie en extinción. La manipulación genética que ejecutan los ganaderos bajo las directrices y la presión constante de las figuras ha conseguido un animal de comportamiento enfermizo, blando de remos, carente de bravura y de casta y de acaramelado temperamento. Una caricatura que produce desazón, fastidio, lástima, aburrimiento y una profunda decepción.

¡Ay, que frase más cierta! No sé si alguien lo podría haber dicho mejor. El toro posmoderno es un espejismo, un mamarracho insoportable.

Continúa diciendo:

(…) el arte del toreo es posible gracias a la nobleza del toro, pero lo que lo hace grandioso es el toro de poder, encastado y fiero; con trapío, serio, bien armado, vibrante, encastado y codicioso.

Pero como somos pocos los que aún quedamos al frente, en defensa del Toro. La mayoría, como bien lo dice Antonio Lorca, se subieron al carro de la tauromaquia posmoderna. Y aquí, en el fuerte de la escritura nos resistimos los que, en un puro acto de obstinación y algo de fe, creemos que los toros algún día recobrarán el sentido.

Les dejo el artículo completo. La que ya sabemos para el que no lo lea:

Tribulaciones de un crítico desencantado.

¡Me adhiero completamente!

Abadía Vernaza

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Abadía Vernaza, Corridas, Sobre la Fiesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s