Archivo de la etiqueta: Crítica

[Comentario] Tribulaciones de un crítico desencantado.

Ayer leía la crítica más cierta sobre la actualidad de la tauromaquia. Dijo Antonio Lorca en El Blog de Toros de El País:

El toro bravo es una especie en extinción. La manipulación genética que ejecutan los ganaderos bajo las directrices y la presión constante de las figuras ha conseguido un animal de comportamiento enfermizo, blando de remos, carente de bravura y de casta y de acaramelado temperamento. Una caricatura que produce desazón, fastidio, lástima, aburrimiento y una profunda decepción.

¡Ay, que frase más cierta! No sé si alguien lo podría haber dicho mejor. El toro posmoderno es un espejismo, un mamarracho insoportable.

Continúa diciendo:

(…) el arte del toreo es posible gracias a la nobleza del toro, pero lo que lo hace grandioso es el toro de poder, encastado y fiero; con trapío, serio, bien armado, vibrante, encastado y codicioso.

Pero como somos pocos los que aún quedamos al frente, en defensa del Toro. La mayoría, como bien lo dice Antonio Lorca, se subieron al carro de la tauromaquia posmoderna. Y aquí, en el fuerte de la escritura nos resistimos los que, en un puro acto de obstinación y algo de fe, creemos que los toros algún día recobrarán el sentido.

Les dejo el artículo completo. La que ya sabemos para el que no lo lea:

Tribulaciones de un crítico desencantado.

¡Me adhiero completamente!

Abadía Vernaza

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Abadía Vernaza, Corridas, Sobre la Fiesta

Preguntas a doña Cañaveralejo

Al ver la acomodación final de los carteles, surgen algunas preguntas:

¿Por qué los franceses no torean juntos? ¿Será que a Jalabert le ha subido el miedo y solo va en pocas tardes? ¿O será que tanto arte no tiene residencia en la catedral vallecaucana de la tauromaquia?. Y su compariota, Castella… ¿Sentirá que ya pasó su hora de gloria en esta ciudad, la cual se enorgullece de estar viva mientras con patadas de ahogado convertidas en publicidad intenta llenar los tendidos?

Y el maestro Rincón, a quien se le ha visto tan triunfador en las principales plazas de la Madre Patria, y tan lleno de berrinches en su casa, la Santamaría durante la primera castañuela de este año, ha decidido volver a la Monumental caleña. ¿Será que ya le pagan lo que una figura como el maestro merece, aunque sea menos de lo cobrado en los demás cosos del país? ¿o sentir tan cercano el “inevitable” corte de su coleta, le habrá hecho hervir la sangre como en aquellas tardes de gloria en Madrid.

Vienen también los hijos de los grandes maestros. ¿Recordarán y revivirán las andanzas de sus antepasados? ¿o por el contrario, tanta sangre nueva revolucionará las arenas americanas y del mundo?.

Son muchos los cuestionamientos y las inquietudes sobre estos días de sol -ojala y se vaya la lluvia-, sangre y arena… Pero lamento recordarles que esta fiesta pertenece al que, casi siempre, va vestido de azabache, y solo de él dependerá si vamos a seguir esperando la tan ansiada tarde donde creamos que lo hemos visto todo y se renueve el bicho de la afición hasta un próximo año, o si simplemente tengamos que seguir buscando en internet videos de tardes virtuales que alguna vez llenaron de gritos los tendidos….

El Botija

Deja un comentario

Archivado bajo Cañaveralejo, El Botija, Sobre la Fiesta