Carta abierta a la Presidencia.

Cali, 28 de diciembre de 2009

Presidencia de Corrida
Plaza de Toros de Cañaveralejo.
E. S. M.

Reciba un cordial saludo.

Primero quiero aplaudir su Autoridad al mostrarse inflexible sobre el indulto a un animal que a pesar de sus buenas condiciones no mostraba un excepcional comportamiento, ni condiciones durante la lidia, lidia que tampoco se dio admirablemente por parte del matador Guerrita Chico. Por esta defensa de la autoridad y de lo cánones de la Fiesta Brava, le felicito.

Ahora, por otro lado, existe un tema que me parece indignante y falto de toda decencia taurina. El ritual de la Fiesta Brava consiste en un encuentro entre la vida y la muerte. Un encuentro donde los oficiantes (toro y torero) luchan por mantenerse con vida. Un ritual donde la muerte siempre está presente, excepto cuando el toro -Protagonista indiscutible- demuestra sus capacidades y condiciones de Toro Bravo y la Autoridad de la Corrida decide, de manera excepcional, indultarle y devolver al campo a esparcir su Casta. Sin embargo, el día de ayer 27 de diciembre se escuchaban rumores de que el toro “Fulero” iba a padrear en la dehesa de Ambaló, propiedad de los Hnos. Estela. Como Ud., y cualquier aficionado entendido, reconoce la diferencia entre conceder un indulto y devolver a una res a los corrales. En este momento, su inflexión al momento de conceder el indulto y respetar el Reglamento Taurino Nacional se está viendo desconocida por unos ganaderos-empresarios que siguen (o al menos, así quiere hacer ver) dominando a su voluntad en la Plaza de Toros de Cañaveralejo en Cali. Mi reclamo no va en contra del toro llamado “Fulero”, que a su pesar, y del nuestro, no fue lidiado y nunca se mostraron las condiciones requeridas para otorgarle el premio de ser indultado y por tanto debía morir en la arena, como este ritual de vida/muerte exige. Mi queja es contra la manipulación que Ganaderos-Empresarios promueven, aprovechando la ignorancia del público que asiste a la Plaza de Toros de Cañaveralejo, disfrazando de “indulto” la devolución de una res a la que no se le dio muerte como Ud., en su autoridad y vela por los principios de la Fiesta había ordenado. Exijo que el toro “Fulero” debe ser apuntillado como se debe hacer con un animal al cual nunca se le concedió el indulto y que fue devuelto al corral por la negativa a estoquear por parte de Guerrita Chico, como se expresa en el Art. 70 del Reglamento Nacional Taurino. La Autoridad máxima del festejo así lo decidió y no importa que la mafia de los Ganaderos-Empresarios así quiera desconocerla para seguir atentando contra la integridad de la Fiesta y de la Plaza de Toros de Cañaveralejo. A esta exigencia agrego que se debe hacer pública y registrada en el acta de Junta Técnica, con los números de identificación necesarios y la presencia de la Autoridad veedora pertinente, exigida en el Art. 75 del mismo Reglamento.

Agradezco su atención, seguro del cumplimiento de esta demanda en favor de la integridad de la Fiesta.

Blog “La Monumental de Cañaveralito”.
https://canaveralito.wordpress.com

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Abadía Vernaza, Cañaveralejo, Sobre la Fiesta

Una respuesta a “Carta abierta a la Presidencia.

  1. Pingback: Julián López “El Juli”. « La Monumental de Cañaveralito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s